Mr wilson

SONRIA, LO ESTAMOS TIPEANDO: Desde que el Señor Wilson se perdió en los mares, dedicó sus horas a escribir, sobre aguas inquietas, penosas palabras. Así, sus actos morfológicos se pierden con el son del viento y las caricias de las sirenas. A la deriva, gasta su tiempo en palabras nunca leídas.